La Cámara Peruana de la Construcción (Capeco) advirtió que el mercado inmobiliario camina hacia un problema de oferta.
 
El gremio tiene un indicador que mide el ratio de viviendas en stock frente a las viviendas vendidas. De tal modo que el límite superior es tener 2,5 viviendas por cada vivienda vendida y en el límite inferior el escenario es de 1,5 viviendas por cada vivienda vendida.
 
“En el 2016, estábamos en 2,27 viviendas y en el 2019 llegamos a 1,68 viviendas. Si esto continúa, en el 2021 podría no haber vivienda y eso es preocupante”, aseveró el director ejecutivo se Capeco, Guido Valdivia.
 
Es decir, el número de viviendas nuevas vendidas crece a un ritmo mayor al de la oferta, lo que podría significar una reducción de ventas a partir de 2021 en Lima Metropolitana.
 
El problema, asegura, viene del aumento de barreras burocráticas impuestas por las municipalidades como anulación de licencias y cobranza de derechos.
 
“Es por ello que solicitamos fortalecer la ley que faculta al Ministerio de Vivienda en emitir opinión vinculante que dirima controversias en trámites municipales”, aseveró.
Contáctenos
close slider